Por qué aprender economía financiera puede hacer que te vuelvas rico

Por qué aprender economía financiera puede hacer que te vuelvas rico

Independientemente del área de estudios que hayas hecho en la universidad, terciario o escuelas hay ciertos conocimientos que son necesarios para lograr una estabilidad económica y la tan ansiada libertad financiera.
Es demasiado pobre el contenido en economía que se da en la enseñanza formal como para poder comprender cómo se comporta el dinero y porque algunas personas son ricas y otras pobres.
Más allá de las injusticias de clases, la corrupción y otras emociones negativas que rodean a muchos seres humanos, todos tenemos la capacidad de crecer en nuestro negocio o trabajo para lograr nuestras metas y objetivos pero siempre si se poseen los elementos para captar y comprender el mundo financiero.
Pensar que las finanzas sólo está destinada a los corredores de bolsa es el primer gran error que todos cometemos. Las finanzas son parte importante de nuestras vida y la podemos aplicar en cada momento, desde la compra del supermercado, unas vacaciones hasta pensar en obtener la independencia económica.

¿Qué son entonces las finanzas personales?
Es el manejo y gestión de los gastos y el presupuesto para generar un balance positivo a fin de mes, minimizando las ruedas y optimizando los ingresos y las inversiones.
Existe un viejo dicho que rico es aquel que menos necesita . Es decir para considerarse rico no hace falta el lujo, las mansiones o una vida de derroche sino un genuino equilibrio entre las necesidades emocionales, y económicas . Hay que destacar que cuando una persona no puede pagar el alquiler de su casa o comprar alimento a su familia tendrá repercusiones negativas en sus emociones, y cuando se tiene dinero en demasía pero no se posee una
familia o amigos verdaderos también se pondrán de manifiesto carencias emocionales que no podrán cubrirse con dinero.
La economía financiera justamente viene a enseñarnos cómo distribuir nuestro dinero para que los pasivos sean menores que los activos.
En esta nota te contaremos los mejores consejos para aprender sobre economía financiera.

1- Analiza tu situación y haz un presupuesto propio

Tener malas finanzas no es una cuestión de ingresos. Es una cuestión de no tener un buen presupuesto.
Es por ello que lo primero que debes hacer es tener un excel en donde anotes cada pequeño gasto que tengas en el día.
Así al llegar a fin de mes podrás ver tu lista de gastos junto a tu lista de ingresos.
Si estás en una situación deudora, es decir tus gastos superan tus ingresos podrás analizar si gastas demasiado en cosas sin sentido o si puedes ahorrar en algún producto innecesario.
Si tienes más ingresos que gastos puedes ver qué posibilidad tienes de invertir ese dinero para que genere más dinero.
Pueden ser bitcoin o cualquier criptomonedas, acciones de empresas mediante CEDEAR o bien pensar en un emprendimiento propio.

2- Piensa en escalar

La base de las economías sólidas y las empresas en crecimiento es el criterio de escalabilidad. Es decir ir multiplicando ingresos para cubrir ciertos objetivos.
Si eres un empleado en relación de dependencia puedes pensar que no tiene sentido este concepto porque siempre ganarás lo mismo o más en caso de que te asciendan. Pero las mentes inteligentes saben que aún teniendo un ingreso fijo siempre es recomendable invertir en otra fuente de ingresos que sea propia y por ende escalable.
Ejemplos hay a montones desde blogs personales, cursos por internet, elaboración de productos con venta digital hasta la fotografía o los viajes.
¡Piensa siempre en escalar tus ingresos.!

3- Ten paciencia

Las personas,a menos que sean herederos millonarios, no se hacen ricas del día a la mañana. Generar ingresos es un trabajo que requiere paciencia, orden y mucha convicción.

4- Elabora listas de objetivos

Desde refacciones en tu hogar hasta hacer crecer una idea de negocio siempre debes darle prioridad a enumerar objetivos para luego ir viendo de cumplirlos y no caer en distracciones.

5- Gana primero, gasta después

La mayoría de las personas hace lo contrario, es decir usa su tarjeta de crédito para gastar el dinero que aún no ha ganado y de esa manera entra en el ciclo de las personas deudoras.
Lo inteligente es hacer el sacrificio de no gastar cuando estás creciendo para luego poder hacerlo cuando dispongas del capital.

Uriel Nazareno

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *