INCENTIVAR EMPRENDEDORES

INCENTIVAR EMPRENDEDORES

Está comprobado que cuando se tienen momentos de recreación en el ambiente laboral, se consiguen mejores resultados en el rendimiento de los trabajadores. Si a esto le sumamos que en esos momentos se apliquen juegos que de alguna manera ayuden a resolver problemas laborales, entonces tenemos la combinación perfecta.

La idea de tomar una parte de la jornada laboral para que los empleados jueguen puede resultar hasta tabú para algunos líderes, pero mientras más lo pensamos de manera objetiva, más nos damos cuenta de que en realidad es una forma diferente de fomentar en los trabajadores el deseo de resolver problemas y ser proactivos.

Los juegos ayudarán a despertar en cada uno esa chispa de ingenio que es fundamental para encontrar soluciones a los problemas laborales

La idea es incluir en la típica jornada de trabajo un tiempo para que, entre todos, puedan jugar juegos que no sólo los van a desconectar por unos minutos de sus tareas matutinas. Aquí traemos algunos juegos que puedes aplicar en tu trabajo:

El Producto Pinocho

Se le denomina de esta manera porque el juego consiste en darle una personalidad al producto o servicio que ofrece tu empresa. Esto se hace con el objetivo de visualizar de mejor manera lo que tenemos al frente, pues por lo general sólo pensamos en el producto o servicio como lo que es, un simple producto o servicio, pero si imaginamos que éste cobra vida, así como Pinocho, y tiene características y personalidad al igual que un ser viviente, entonces podremos tener una vista panorámica y profunda del producto o servicio que ofrecemos.

¿En qué consiste el juego?

  • Pensar en situaciones o escenarios que se pueden vivir en la empresa. En cada situación se deberá tomar una decisión importante, así que es bueno que se piense en cualquier cosa que pueda suceder, así sea poco probable.
  • El equipo tomará cuatro libretas o folios distintos, y en cada uno de ellos se van a escribir las siguientes preguntas: “¿Cómo me describo?”, “¿cuáles son mis valores definidos?”, “¿fui creado para que comunidad?”, “¿por qué soy diferente?”, “¿cuál es mi objetivo?”
  • Primeramente se va a responder a la primera pregunta de “¿Cómo me describo?”, el trabajador deberá dibujar el producto de la empresa como si se tratase de un ser humano, con brazos y piernas, así como se imagina él que sería este producto si de pronto cobrara vida propia.
  • Luego de hacer el dibujo, se va a proceder a preguntarle a todo el grupo de trabajo cómo creen ellos que sería el producto si éste estuviese vivo, y tú como líder vas a anotar todos los comentarios, por muy tontos o extraños que puedan resultar los mismos.
  • Los mismos empleados, incluyéndote a ti, van a votar con puntaje cuáles son los comentarios que consideran que se parecen más a la esencia del producto.
  • Dividir a los trabajadores en cuatro grupos, en donde a cada uno se les asignará un escenario de los que pensaste anteriormente. Una vez leen la tarjeta que les ha tocado, ellos tendrán que realizar otro dibujo del producto, con atributos humanos y respondiendo a la pregunta de “¿cuáles son mis valores definidos?”, a la vez que se adaptan a la situación que se les ha asignado. El chiste es que ese producto pueda tomar una decisión de la situación en la que vive, tomando en cuenta los valores que cree tener.
  • Comparar los cuatro dibujos y anotar los valores que todos pusieron en común, al igual que la reacción de los mismos en diferentes situaciones.
  • Ahora llega el momento de realizar el dibujo correspondiente a la pregunta “¿fui creado para que comunidad?”, aquí los trabajadores se imaginarán con quién se junta el producto, cuáles son sus amistades, con quién está la mayoría del tiempo… Nuevamente, anotarás todas las respuestas.
  • Ahora se hará el dibujo de “¿por qué soy diferente?”, donde los participantes representarán al producto con todas sus cualidades y características que lo hacen único ante los demás. De nuevo, anotarás todas las respuestas.
  • Repetir el proceso con la pregunta de “¿cuál es mi objetivo?”
  • Al finalizar, se tomarán un tiempo para reflexionar todo lo que hicieron y discutirlo en grupo.

El juego de los 5 porqués

Este juego tiene la finalidad de ubicar al participante en el problema en sí y el contexto del mismo. Muchas veces se presenta una situación desfavorable y el trabajador no consigue una solución porque no sabe muy bien a qué se debe. Este juego permitirá que todos los empleados entiendan el problema y que puedan llegar a la raíz del mismo para conseguir solventarlo.

¿En qué consiste el juego?

  • Se le pedirá a los participantes que busquen un problema que consideren que afecta a la empresa y lo escriban o representen con una ilustración en un lugar donde pueda ser visible para todos.
  • Hacer cinco notas, enumeradas todas (del 1 al 5) y repartirlas entre los jugadores.
  • Cada jugador tendrá su tiempo para analizar el problema que se ha sugerido y dar una explicación de por qué piensa que se originó en primer lugar, esto lo adjuntará en la nota número 1 que se le ha entregado.
  • En la nota número 2 cada jugador explicará por qué lo que dijo en la nota número 1 es apropiado y correcto.
  • En la nota número 3 se hará lo mismo que en la 2, sólo que esta vez justificando por qué piensa que lo que escribió en la 2 es cierto. Y así sucesivamente irá hasta llegar a la nota 5, de hecho por eso el juego lleva ese nombre, porque son los cinco porqués, sin embargo no te limites a este número porque puede haber más.
  • En la superficie visible donde se manifestó el problema, abajo se escribirá cinco veces “¿por qué?”, con líneas que se conectarán a columnas que representen los jugadores.
  • Es aquí donde el jugador va a pegar las respuestas que dio anteriormente en orden cronológico.
  • Tú como líder buscarás los puntos que estén en común, aquellos que se repiten, y entonces iniciar un debate entre todos, haciendo preguntas y permitiendo que el equipo de trabajo tenga su chance de hablar también.

El juego de la mermelada

Este juego está orientado principalmente a aquellas empresas dedicadas a las artes gráficas o diseño gráfico, pues según expertos, permite utilizar el 75% de las neuronas sensoriales de las personas que lo juegan, las cuales muy difícilmente son alcanzadas en un ambiente típico laboral. Promete mejorar la capacidad de entendimiento ante mensajes abstractos, siendo de gran ayuda para la creación de material de diseño como páginas web, logotipos y demás.

¿En qué consiste el juego?

  • Primeramente vas a necesitar del material adecuado para jugar, el cual consiste en algo plano y en blanco donde se pueda escribir, papeles con adhesivo, carteleras y muchos marcadores.
  • A cada jugador se le dará una ficha, donde se le pedirá que escriba el nombre de algo que ellos consideren difícil de representar gráficamente, es decir, en dibujo o ilustración.
  • Luego tomarás las fichas, que no sabrás por quiénes han sido escritas, y se van a mezclar, tomando al azar una y disponiéndola en la superficie blanca de la que hablábamos anteriormente.
  • Se le repartirán otras fichas en blanco a los jugadores, y cuando estos lean la que se ha dispuesto en la superficie blanca, tendrán un minuto como máximo para hacer el dibujo del mismo.
  • Una vez se haya hecho el dibujo, cada jugador pegará la ficha debajo del nombre de lo que debían dibujar.
  • Estos pasos se repetirán hasta que se hayan dibujado todas las palabras que escribieron los participantes.
  • Sin darte cuenta, lo que parecía difícil de representar gráficamente, se ha convertido en una gran galería de ilustraciones justo al frente de sus narices.
  • Para finalizar el juego, vas a inspirar a realizar un debate donde todos los trabajadores tengan la oportunidad de dar su opinión, indicando cuáles son los conceptos que les han parecido más interesantes y difíciles de visualizar, y cuáles se les ha hecho más sencillo.

Estos son algunos juegos que pueden servirte a ti como líder de grupo a incentivar a tus emprendedores y tener mayores éxitos.

c1681551

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *