ESTACIONES DE CARGA PARA AUTOMOVILES ELECTRICO

ESTACIONES DE CARGA PARA AUTOMOVILES ELECTRICO

Sí, sabemos que todavía no son accesibles para el grueso de la población, pero aun así hay personas que sí pueden comprarlos y que sufren cuando necesitan hacer sus recargas.

La verdad es que todavía no hay suficientes estaciones de carga, y si esto no cambia próximamente,  la demanda superará a la oferta y se convertirá en una muy buena idea de negocio.

Ahora, si este tipo de negocios con futuro te interesa, no descanses hasta construir tu propia estación de carga para coches eléctricos; ya verás que sus ganancias serán realmente rentables.

Hoy, ya han avanzado notablemente en su camino, y hay cada vez más modelos entre los que podes elegir.  En todo este tiempo las baterías, y también la autonomía, han evolucionado mucho. El siglo XXI será del coche eléctrico.

Sin embargo, con una tecnología que está comenzando, y pasa también en otros ámbitos, todavía algunas cosas tienen que mejorar: por ejemplo la infraestructura de recarga de vehículos eléctricos no es todo lo abundante y competitiva en precios. El hecho es que quien quiera tener un coche eléctrico hoy en día es  imprescindible que disponga de un punto de recarga en su garaje o una estación cercana a su domicilio que cuente con esta carga.

Algunos gestores de carga empiezan a ofrecer también la posibilidad de instalar un punto de recarga en la calle para un usuario. Eso sí, no es fácil: hay que solicitarlo, el gestor evalúa su viabilidad, se depende del permiso municipal, y hay que vincularse con el gestor con un contrato y bono de recarga mensual.

La recarga rápida (entre 43 y 80 kW de potencia) está todavía poco extendida, así que la mayoría de los puntos de recarga  son de recarga normal (entre 10 A y 16 A, hasta 3,7 kW de potencia), o con suerte de recarga acelerada (6,9 kW) o semi-rápida (hasta 22 kW). Los afortunados poseedores de un coche eléctrico Tesla disfrutan de su propia red de recarga super-rápida (a 120 kW de potencia), pero esta está pensada más para hacer viajes, que para recargar al lado de casa.

El costo es mucho más alto que recargar en casa, y porque la alta temperatura que alcanza la batería al recargar a alta potencia, deteriora algo más rápido su vida útil. Es por todo esto que decimos que se hace casi imprescindible tener garaje y un punto de recarga en él, que además resulta de lo más cómodo.

 

 

 

Exodica

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.