EMPRENDER EN JOYERIA

EMPRENDER EN JOYERIA

Las joyas siempre son atractivas, cualquiera sea su naturaleza, metales preciosos, no preciosos, artesanales, textiles, vegetales, plásticas, etc. Todo está centrado en su diseño para lograr que nuestros ojos se depositen en ellos.

Si te sentís atraída por la joyería como para encarar un emprendimiento, la forma más fácil es hacerlo bajo la modalidad de revendedora.

Podes empezar con poco dinero y conseguir rápidamente márgenes de ganancia interesantes. Esto te permitirá reinvertir tu dinero para hacer crecer tu negocio y apartar un porcentaje para tus gastos personales.

En esta guía encontrarás los pasos necesarios para poner en marcha tu negocio de manera sencilla, ordenada y efectiva. Siguiendo estos consejos, seguramente podrás tener tu negocio de venta de joyas funcionando en poco tiempo.

El primer paso será tener muy claro cuál va a ser tu cliente objetivo. Para eso deberás crear un personaje ficticio basado en aquella persona ideal a la que quieras dirigir tu estrategia de ventas, esto te ayudará a seleccionar los productos que vas a ofrecer, su rango de precios de venta, el alcance geográfico de tu emprendimiento, la forma en la que vas a comunicar con tu marca y hacia qué público orientar tu inversión publicitaria, entre otras cosas.

Es muy probable que las mujeres sean tus clientes potenciales, ya que representan el grupo que más interés reporta para el comercio de joyería a escala global. Si bien algunos hombres también consumen joyería, conforman un grupo mucho más reducido.

Mujeres de todas las edades usan joyería, aunque las estadísticas dan evidencia de que quienes más dinero gastan en este tipo de artículos son aquellas entre los 25 y 55 años. Contar con esta información es importante porque es hacia allí a donde deben ir apuntadas la mayor parte de tus estrategias de difusión y marketing.

Como revendedora de joyería, tu objetivo será comprar joyas a un costo bajo que luego puedas vender por mucho más dinero a tus clientas. Eso no quiere decir que debas invertir solamente en productos económicos, sino que encuentres aquel tipo de joyas donde tu margen de utilidad sea mayor, aunque este no es el único aspecto a tener en cuenta.

También deberás prestar atención a lo que se conoce como velocidad de rotación. Esto es qué tan rápido podes vender esa pieza para recuperar tu inversión, generar ganancia y reinvertir en nuevos artículos para reiniciar el ciclo de venta. De nada sirve tener mercadería parada durante mucho tiempo, incluso aunque al momento de venderla te reporte una ganancia importante. La experiencia te irá dictando cuál es el mejor balance entre margen de ganancia y velocidad de rotación, pero es importante que estés atenta a estas variables para ir optimizando el proceso.

Como segundo paso importante es encontrar y seleccionar a tus proveedores mayoristas de joyería, que podemos dividir en dos grandes grupos: los importadores y los fabricantes.

Los importadores son aquellos que compran joyería en el extranjero a valores competitivos y la ofrecen a comerciantes y revendedoras de joyas locales a través de sus canales de venta.

Por otro lado, están los fabricantes locales. Ellos también venden sus productos al por mayor y, en general, cada fabricante tiene su propio estilo, es decir, unas pocas líneas de productos en las que se especializan y que cuentan con una estética particular.

Podrás hacer pre-ventas, es decir, vender sin tener el artículo, con la promesa de entregarlo en un plazo a convenir con tu clienta. Para este tipo de operación, siempre es conveniente pedir una seña o incluso cobrar el total del producto. Así podrás generar ventas sin necesidad de invertir tu propio dinero.

Ya estas lista para comenzar a vender tus productos y atesorar clientela que es lo más importante.

Te recomiendo que empieces por dar a conocer tu nueva actividad entre tus conocidos más cercanos y pediles que te presenten a sus familiares y amigos para ampliar tu red de contactos. No tengas vergüenza de contar lo que haces a tus amigas y en aquellos espacios sociales que frecuentes. Pedí los WhatsApp de quienes aún no tengas y solicita permiso para mandarles fotos de los productos que estás vendiendo.

Saca fotos de los productos con tu celular y empieza a armar una biblioteca de fotos en tu teléfono para poder enviar cuando te lo pidan o cuando veas una buena oportunidad de venta. Seguramente tus primeras fotos no sean muy buenas, ya que es difícil sacar fotos de joyería.

Otro gran recurso de difusión son las redes sociales. Tanto Facebook como Instagram son fáciles de usar, pueden ser usados desde la computadora o el celular y no cobran por armar tu perfil o publicar, aunque si queres llegar a un público más amplio es necesario invertir algo de dinero para promocionar tus contenidos.

Para tener mayores posibilidades de éxito al momento de cerrar tus ventas es recomendable que respondas a todos los mensajes que te lleguen de la manera más rápida y completa posible. Es muy común que las interesadas hagan consultas mediante mensajes muy breves o poco específicos. Será tu responsabilidad sacar el mayor provecho de ese contacto. Para ello, lo mejor es mostrarte bien predispuesta a contestar e intentar crear una excelente experiencia para tu cliente.

Hasta tanto te hagas de una reputación, será necesario que trabajes mucho en generar confianza en tus potenciales clientes. Deberás ser muy clara con respecto a los tiempos de entrega, las características de los productos, las formas de pago.

Ya sea que estés tratando cara a cara o de forma virtual, lo ideal es solicitar el pago en este momento. De esta forma evitarás que tu clienta se arrepienta o se gaste el dinero en alguna otra cosa y termine cancelando la compra.

Una vez que hayas confirmado la recepción del pago podrás realizar el envío. Es importante que no olvides tener en cuenta su costo si es que vas a usar algún servicio de transporte, a menos que decidas bonificar este importe como estrategia de venta.

Antes de enviar la compra, es importante que revises y acondiciones el producto para que le llegue impecable a tu compradora.

Otra cosa muy importante, que le aportará valor a tu marca y hará muy feliz a tu cliente es la cuestión del packaging. La forma en la que presentes los productos será determinante en su nivel de satisfacción.

Espero que esta guía te aliente a dar ese gran paso para empezar a vender joyería. Inicia hoy tu camino hacia la independencia económica y convertirte en una emprendedora de éxito. Tene en cuenta que nada ocurrirá de la noche a la mañana, pero con esfuerzo y constancia se consiguen muchos resultados.

 

c1681551

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *