EMPRENDER CON ESTILO

EMPRENDER CON ESTILO

Ser una emprendedora requiere, como ya hemos visto en mis artículos anteriores, pasión, capacitación, innovación y empuje. Pero para hacerlo con estilo, como marco en el título de este artículo, se necesita otra cosa más, un agregado especial. Hoy traigo a este articulo la historia de una de las más reconocidas emprendedoras de moda de la historia humana e internacional.

Nos vamos a sumergir en la historia de Gabrielle Bonheur Chanel, conocida artísticamente como Coco Chanel (nacida en SaumurFrancia19 de agosto de 1883París),​ fue una diseñadora de alta costura francesa fundadora de la marca Chanel. Es la única diseñadora de moda que figura en la lista de las cien personas más influyentes del siglo XX de la revista Time.

La abadía de Aubazine, en el departamento de Corrèze, donde Gabrielle Chanel vivió de los 12 a los 18 años.

Cocol nació en el hospital público de la ciudad que gestionaban las Hermanas de la Providencia​ muy cerca del domicilio de los Chanel. La madre de Gabrielle, Eugénie Jeanne Devolle, era una campesina de​ un pequeño pueblo del norte  en Auvernia. Su padre, Albert Chanel, nacido en Nîmes  era un vendedor ambulante que recorría los mercados del país. ​ Al nacer Gabrielle sus padres ya tenían una primera hija de apenas un año, Julia Berthe (1882-1912), y la familia vivía en condiciones precarias. Gabrielle fue inscrita equivocadamente con el apellido Chasnel en el registro civil, pero como su madre estaba demasiado debilitada por el parto y el padre estaba ausente para firmar el acta de nacimiento, ​ el apellido del bebé permaneció mal escrito. Años más tarde, Gabrielle añadiría otra alteración a su verdadero nombre asegurando que fue bautizada como Gabrielle “Bonheur” (Felicidad), un segundo nombre que las monjas del hospital habrían escogido para traerle suerte. El nombre “Bonheur” no aparece sin embargo en ningún documento de la época. ​ En 1884, Albert aceptó 5000 francos de la familia de Jeanne a cambio de que se casara con la madre de sus hijos en Courpière. Aparte de Gabrielle y Julia, el matrimonio tuvo otros cuatro hijos: una hija, Antoinette (1887-1920), y tres varones, Alphonse (1885-1953), Lucien (1889-1941) y Augustin (nacido y muerto en 1891).

Eugénie Jeanne Devolle, su madre, murió a los 31 años, el 6 de febrero de 1895 exhausta por los continuos embarazos, el duro trabajo y la tuberculosis. Gabrielle tenía doce años.​ Su padre confió entonces sus dos hijos varones a la asistencia pública que los colocará en granjas, mientras sus tres hijas fueron acogidas en el orfanato del monasterio de AubazineCorrèze, gestionado por la Congregación del Santo Corazón de María, donde Gabrielle y sus hermanas recibieron una estricta disciplina y aprendieron a coser, bordar a mano y planchar.

Chanel huyó siempre del recuerdo de este orfanato de su infancia, pero la austeridad de esta abadía  del siglo XII determinó su estilo reinterpretando algunos de los detalles arquitectónicos del lugar trasladando a sus creaciones. ​ Sus primeras biografías recogen las historias que Coco inventó. Alegó orígenes burgueses con el fin de ocultar su condición humilde, y afirmó que cuando su madre falleció, su padre viajó a América en busca de fortuna y ella quedó al cuidado de unas tías insensibles. También declaró haber nacido en 1893 en vez de 1883 y que su madre había muerto cuando solo contaba dos años en lugar de doce.

Criada en este orfanato de monjas, fue conocida por su firme determinación, ambición y vitalidad que aplicaba a su vida profesional y social

Después de adquirir conocimientos básicos de costura durante seis años en Aubazine, al cumplir 18 años Chanel fue enviada a un internado religioso en la ciudad de Moulins, donde residían sus abuelos paternos. La institución gozaba de buena reputación para formar profesionalmente a chicas sin recursos, y encontrarles un empleo digno una vez terminado su aprendizaje. Allí coincidió con su joven tía Adrienne, apenas dos años mayor que ella, que se convirtió en su amiga y cómplice.

Las dos jóvenes encontraron empleo en una pañería como ayudantes de un sastre.

Los hombres que iban a la sastrería coqueteaban con las jóvenes y las invitaban al cabaret local, donde Gabrielle se sintió atraída por el mundo del espectáculo y empezó a cantar sobre los escenarios de un café-concert de Moulins llamado “La Rotonde”. Fue una de las tantas chicas que entretienen al público entre los cambios de vestuario de los artistas principales.​ El dinero recaudado era aquel que obtenían al pasar el plato entre el público como apreciación por su interpretación. Fue por aquella época cuando Gabrielle recibió el apodo de «Coco», posiblemente por dos canciones de su repertorio que llegaron a identificarla: “Ko ko ri ko” y “Qui qu’a vu Coco?”, una tonadilla popular que narraba la historia de una muchacha que había perdido a su perro Coco.​ Otras fuentes indican que podría ser por cocotte, un término francés que hace referencia a la mujer mantenida.​ Como intérprete irradiaba un encanto juvenil que fascinaba a los militares habituales del cabaret.

En esta ciudad, Chanel conoció al oficial de caballería y rico heredero textil francés, Étienne Balsan. Con 23 años se convirtió en su amante. Durante los siguientes tres años, vivieron juntos en su castillo Royallieu cerca de Compiègne, una zona destacada por su bosque de senderos ecuestres y la vida de caza y polo. Este estilo de vida permitió a Chanel llevar una vida de riqueza y ocio, y fomentar su carácter social en fiestas de alto prestigio.

Durante este tiempo Chanel recibió lecciones por parte de dos de los mejores asistentes de Lucienne Rabatte, una popular diseñadora de sombreros cloché que había trabajado para la Maison Lewis, casa reconocida de la época.​ Comenzó a confeccionar sombreros, inicialmente como un entretenimiento que luego derivó en un negocio comercial de notable aceptación entre sus clientes, muchos de los cuales eran allegados de su amante.

Chanel solía llevar puestas sus propias creaciones a las carreras de caballos y llamar la atención de los presentes con su peculiar estilo de vestir. Sus conjuntos vanguardistas, muchas veces conformados por pantalones de montar y poleras, contrastaban con los vestidos elegantes de la época. Se convirtió en fabricante de sombreros en 1909 e inauguró una boutique financiada por Balsan en la planta baja de su departamento de soltero. ​ Al año siguiente estableció su casa de moda, Chanel Modes, en el número 21 de la rue Cambon en París.

En 1908, comenzó un romance con uno de los mejores amigos de Balsan, el capitán inglés Arthur Edward «Boy» Capel miembro rico de la clase alta inglesa, la instaló en un apartamento en París y financió sus primeras tiendas.​ El diseño de la botella de la fragancia Chanel Nº5 tiene dos orígenes probables atribuibles a las sensibilidades de diseño sofisticadas de Capel. Se cree que Chanel adoptó las líneas rectangulares biseladas de las botellas de tocador Charvet que Capel llevaba en su caja de cuero de viaje​ o el estilo de su decantador de whisky que admiraba tanto que deseaba reproducirlo en un “cristal delicado, caro y exquisito”. Permanecieron juntos durante nueve años e incluso continuaron su relación luego del casamiento de Capel con una aristócrata inglesa en 1918.

La prematura muerte de Capel en un accidente automovilístico a fines de 1919 fue uno de los acontecimientos más devastadores para Chanel.​ Abatida por el dolor, comenzó a utilizar prendas negras en señal de luto y al poco tiempo diseñó el denominado “pequeño vestido negro”, que se presentó en 1926 y fue calificado por la revista Vogue como el “atuendo que todo el mundo usará”. El vestido negro, disponible solo en ese color, fue inmediatamente un éxito y ha sido el epítome de la elegancia sencilla desde entonces.​ Luego del deceso, se encargó personalmente de construir un monumento en el lugar del accidente, que solía visitar en los últimos años para depositar flores en su memoria.​

En 1913, abrió una boutique financiada por Arthur Capel en Deauville, donde introdujo ropa informal de lujo orientada hacia el ocio y el deporte.​ Los modelos fueron diseñados con tejidos de bajo costo como el jersey y el tricot, usado sobre todo para la ropa interior de los hombres. Tenía una localización privilegiada en una calle de moda en el centro de la ciudad, donde vendía sombreros, chaquetas, suéteres y las denominadas marinières (camiseta de manga larga y de estilo marinero). Tuvo el apoyo de dos integrantes de su familia: su hermana Antoinette, y Adrienne Chanel, su tía casi de la misma edad, que el abuelo de Coco había tenido casi hacia el final de su vida.​ Adrienne y Antoinette fueron llamadas para modelar sus diseños y solían transitar la ciudad a diario y dar paseos en barco con el fin de promocionar las creaciones de su pariente.​

Decidida a recrear el éxito que había tenido en Deauville, Chanel inauguró un nuevo local en una villa frente al casino de Biarritz en 1915. La ciudad  frecuentada por clientes españoles ricos,​ tuvo la condición de neutralidad durante la Primera Guerra Mundial, lo que le permitió convertirse en una zona de excelencia para adinerados y exiliados de sus países por las hostilidades.​ Tan solo un año después de su inauguración el negocio había tenido tanto éxito que Chanel decidió reintegrarle (por voluntad propia) a Capel el dinero que le había prestado como inversión inicial.​ Poco después, conoció en Biarritz al gran duque Demetrio Románov de Rusia, con quien tuvo un interludio romántico y mantuvo una estrecha relación muchos años después.

En febrero de 1916, con ocasión de la presentación de su primera colección en otoño, sus prendas y chaquetas deportivas aparecieron por primera vez en la revista Vogue. Al poco tiempo, sus modelos comenzaron a venderse en las grandes tiendas departamentales de Estados Unidos. En 1918, estableció su casa de moda con más de 300 empleados en una propiedad situada en el número 31 de la rue Cambon​ en uno de los barrios más elegantes y lujosos de París. Al año siguiente fue registrada oficialmente como couturière y en 1921 inauguró una boutique de moda que ofrecía ropa, sombreros, accesorios y más tarde, joyas y perfumes.

Ese año Chanel modeló el logotipo “CC”de su empresa, que se ha mantenido hasta la actualidad. Existen tres teorías respecto a las influencias que marcaron el diseño. El emblema de la entrada al castillo Château de Crémat de su amiga Irène Bratz posiblemente haya sido la inspiración del logo. Otras versiones indican que los ventanales de la iglesia de Aubazine del orfanato donde pasó su infancia o el monograma del rey Enrique II de Francia y Catalina de Médicis pudieron haber tenido influencia al momento de la producción de la insignia de la marca Chanel.

En la primavera de 1920, aproximadamente en mayo, la diseñadora conoció al compositor Ígor Stravinsky y durante el verano se enteró de que la familia de Stravinsky estaba buscando un lugar para vivir y los hospedó momentáneamente en su vivienda, “Bel Respiro”, en el suburbio parisino de Garches, hasta que se establecieran definitivamente en una residencia más adecuada.​ Los Stravinsky permanecieron ahí hasta mayo de 1921.​ Chanel, por su parte, protegió de pérdidas económicas la nueva producción de Stravinsky, La consagración de la primavera (1920), mediante un presente anónimo enviado a Diáguilev que consistía en una suma elevada de dinero. Diáguilev la convocó en 1924 para el diseño del vestuario de su espectáculo de ballet Le Train Bleu en el Teatro de los Campos Elíseos.

En 1921, colaboró con el perfumista Ernest Beaux en la creación de su primer perfume, Chanel Nº 5, que rápidamente se convirtió en un éxito. Basado en el perfume de jazmín, la fragancia fue la primera en llevar el nombre de un diseñador y fue envasada en una botella de cristal creada por la propia Chanel.​ Rápidamente, la Société des Parfums Chanel pasó a vender otras fragancias, como el Chanel Nº 22, el 31 Rue Cambon, el Gardenia y 28 la Pausa.​ En 1922, durante las carreras de Longchamp, le presentaron al empresario Pierre Wertheimer que estaba interesado en la presentación de la fragancia Chanel N. º 5 en su tienda departamental.​

En 1923, Vera Bate Lombardi,​ supuestamente hija ilegítima del marqués de Cambridge, le proporcionó a Chanel la entrada a los más altos niveles de la sociedad británica. Le presentó ese mismo año en Monte Carlo al duque de WestminsterHugh Richard Arthur Grosvenor, conocido en la intimidad como «Bendor».​ Durante el romance de diez años que mantuvo con el aristócrata, Chanel recibió joyas extravagantes y una casa en el prestigioso distrito londinense de Mayfair. Otros rumores indican que el príncipe de Gales Eduardo de Windsor (posterior rey de Gran Bretaña Eduardo VIII) mantuvo un breve amorío con la diseñadora a pesar de la implicancia con su primo, el duque. ​ A través de Grosvenor la diseñadora conoció a uno de sus colaboradores más cercanos, Winston Churchill, que la definió como una “mujer de personalidad fuerte, muy capaz y agradable” y con quien forjó una amistad de por vida.​ En 1927, Grosvenor le otorgó a la modista una parcela de tierra que había comprado en Roquebrune-Cap-Martin, lugar en el que construyó su villa “La Pausa”, para la cual contrató al arquitecto Robert Streitz. Las ideas de Streitz para la elaboración de la escalera y el patio estaban inspiradas en elementos de diseño de Aubazine, el orfanato en el que pasó su juventud.​ Cuando se le preguntó por qué no se había casado con el duque, la diseñadora respondió: “Ha habido muchas duquesas de Westminster. Chanel hay una sola”.

Su fábrica textil de punto de lana, Tricots Chanel (luego renombrada a Tissus Chanel), se estableció en 1928 en Asnières bajo la dirección del poeta y dibujante ruso Iliazd.

Chanel mantuvo una relación significativa con el poeta Pierre Reverdy y el ilustrador y diseñador Paul Iribe. Luego de finalizar su romance con Reverdy en 1926, ambos continuaron con una amistad que perduró cuarenta años. La diseñadora fue un componente primordial en su producción poética al reforzar su confianza, apoyar su capacidad creativa y mitigar su inestabilidad financiera al comprar en secreto sus manuscritos por medio de su editor.​ Con Iribe estableció su primera colección pública de joyería, “Bijoux de Diamants”, a pedido de la International Guild of Diamond Merchants en 1932. Mantuvieron un profundo vínculo hasta su repentina muerte en 1935 .

Una de sus amistades más largas y duraderas fue con Misia Sert, persona destacada de la élite parisina y esposa del pintor español José María Sert.​ Se sintió atraída por Chanel al conocer su “genio, ingenio letal, sarcasmo y destructividad maníaca, que intrigó y consternó a todos”. Ambas mujeres, criadas en conventos, mantuvieron una amistad basada en intereses compartidos, confidencias y consumo de drogas. Para 1935, la diseñadora se había convertido en una consumidora adictiva de drogas al inyectarse tres dosis de morfina diarias hasta el final de su vida.​

En 1931, durante su estadía en Monte Carlo, conoció a Samuel Goldwyn a través de Demetrio Románov, primo del zar de Rusia Nicolás II. Goldwyn ofreció a Chanel una propuesta laboral de un millón de dolares que incluía diseñar el vestuario para las estrellas de Metro Golden Mayer dos veces al año en Hollywood.​ Luego de aceptar la oferta, viajó acompañada de Misia Sert a Estados Unidos, donde confeccionó la ropa de Gloria Swanson en Tonight or Never (1931, Esta noche o nunca) y de Claire Ina  en The Greeks Had A Word for Them (1932, Tres rubias).​ Por otra parte, Greta Garbo y Marlene Dietrich se convirtieron en clientas privadas.​ Su experiencia en la producción de vestuario para películas norteamericanas le generó una aversión por la industria del cine y la cultura de Hollywood, a las que calificó de “infantiles”.​ La diseñadora declaró: “Hollywood es la capital del mal gusto… y es vulgar”. ​ Sin embargo, continuó realizando diseños para el cine pero esta vez para películas francesas, entre ellas La regla del juego (1939) de Jean Renoir, en la que figuró como La Maison Chanel. La diseñadora, consciente de las aspiraciones del joven italiano Luchino Visconti para trabajar en cine, le presentó a Renoir, quien quedó ampliamente impresionado y lo contrató para su siguiente proyecto cinematográfico.​

Su empresa llegó a contar con 4000 empleados y 28 000 unidades de venta anuales para 1935.​ A medida que avanzaba la década, su lugar de privilegio en el mundo de la alta costura se vio amenazado.​ Sus diseños para la industria del cine hollywoodense habían fracasado y no habían engrandecido su reputación como esperaba. Por el contrario, comenzó a existir una alta rivalidad con la prestigiosa diseñadora Elsa Schiaparelli, cuyos innovadores diseños estaban repletos de detalles festivos y surrealistas, lo que la llevó a cosechar elogios de la crítica y generar entusiasmo en el mundo de la moda. Luego de sentir que estaba perdiendo prestigio, Chanel colaboró en la obra teatral Oedipe Rex de Jean Cocteau, con quien había trabajado en Orphée (1926)​ y Antigone (1927, basada en la tragedia homónima de Sófocles).

En 1939, al comienzo de la Segunda Guerra Mundial, cerró todas sus tiendas pero mantuvo abierta su boutique en el número 31 de la rue Cambon con solo perfumes y accesorios disponibles.​ Alegó que no era momento para la moda y 3000 empleadas perdieron sus puestos de trabajo.

En 1945, se trasladó a Lausana, Suiza, aunque regresó eventualmente a París en 1954. En 1953 vendió su villa «La Pausa» a Emery Reves y una réplica parcial de la vivienda fue construida en el Museo de Arte de Dallas, que contiene piezas del mobiliario original y alberga la colección de arte de Reves.​ A diferencia del período anterior a la guerra, en el que el mundo de la moda estaba dominado solo por las mujeres, este comenzó a abrirse a nuevos géneros y el “New Look” de Christian Dior significó un éxito mundial al que le siguió el de Cristóbal Balenciaga, Robert Piguet y Jacques Fath.

Chanel estaba convencida de que las modistas femeninas se revelarían contra la estética “ilógica” ofrecida por los diseñadores masculinos y además, criticó las “fajas en la cintura, los sujetadores con relleno, las faldas pesadas y las chaquetas rígidas”.​ Con más de setenta años y después de una ausencia de quince, sintió que era el momento para reincorporarse al mundo de la moda. El restablecimiento de su casa de alta costura en 1954 fue financiado por Pierre Wertheimer.​ Su nueva colección no fue bien recibida por los parisinos. Sus nuevos trajes tweed y vestidos simples, que hicieron eco de los estilos aerodinámicos de los años previos a la guerra, fueron calificados por muchos críticos europeos como “pasados de moda”. Sin embargo, sus modelos tuvieron una alta aceptación en Reino Unido y Estados Unidos, donde forjó nuevos clientes. La revista Vogue la definió como “la gran revolucionaria” y una “rebelde solitaria de la moda”. Las actrices Elizabeth TaylorGrace Kelly y Rita Hayworth fueron las primeras personalidades en utilizar sus nuevos modelos luego de su reingreso a la moda.

En la década de 1950, Chanel comenzó a trabajar con el orfebre Robert Goossens, que produjo algunas de las joyas más importantes de la carrera de la diseñadora, incluyendo piezas con perlas de imitación o piedras de cristal en su base, anillos y pendientes. El trabajo de Goossens también incluye prendedores trenzados de plata y oro con esmeraldas, colgantes y cruces bizantinas de cristal. Continuó trabajando con la Casa Chanel incluso después de la muerte de su fundadora y muchas de sus obras fueron reversionadas en formato fantasía para los desfiles de moda y presentaciones.​ Por otra parte, el fabricante de perfumes Henri Robert colaboró con Coco Chanel entre 1955 y 1974, período en el que diseñó fragancias reconocidas como Pour Monsieur, la primera fragancia para hombres de Chanel; Chanel Nº 19, nombrado así en honor al cumpleaños de Coco el 19 de agosto; y Cristalle Eau de Toilette.

En 1957, recibió el premio Neiman Marcus Fashion Award  en reconocimiento a la “diseñadora más influyente del siglo” y en 1959 fue designada miembro del Museo de Arte Moderno de Nueva York. Su estilo fue nuevamente elegido para vestir a estrellas de cine como Romy Schneider y Jeanne Moreau en la película Les Amants (1958) de Louis Malle,​ y a Delphine Seyrig en El año pasado en Marienbad (1961) de Alain Resnais, como así también a María CallasAudrey Hepburn y la primera dama estadounidense Jackie Kennedy, que vestía uno de sus modelos el día del asesinato de su marido John F. Kennedy en 1963.

Ante la popularización de la minifalda, creada por Mary Quant en 1964, Chanel la juzgó severamente mediante una declaración en la que afirmó que las rodillas eran la parte menos hermosa del cuerpo femenino por lo que había que mantenerlas cubiertas. Quant señaló que las rodillas eran un símbolo de juventud y por eso había que exhibirlas sin vergüenza alguna.

Según sus amigos, se había convertido en una persona tirana y muy solitaria en sus últimos años. Ocasionalmente era frecuentada por Jacques Chazot, su confidente Lilou Marquand​ y la brasileña Aimée de Heeren, que pasaba en París cuatro meses al año, en el Hotel Meurice. Las antaño rivales solían compartir recuerdos felices de sus momentos con el duque de Westminster y caminar juntas por el centro de París.

Al comienzo de 1971 se hallaba enferma y debilitada, afectada por la artrosis y su adicción a la morfina, pero continuaba en el trabajo de su rutina habitual para la preparación del catálogo de primavera. En la tarde del sábado 9 de enero dio un largo paseo y al regresar a su casa, se sintió mal y se fue a su habitación temprano. Chanel murió al día siguiente a la edad de 87 años como consecuencia de un ataque cardíaco en el Hotel Ritz, donde había residido por más de treinta años.​ Sus últimas palabras (según la leyenda) fueron: “Bueno, así es como uno se muere”. Una muerte solitaria después de una vida solitaria marcó el final de la vida del mito. Su funeral se llevó a cabo en la Iglesia de la Madeleine y sus modelos ocuparon la primera fila en la ceremonia. Su ataúd fue cubierto con flores blancas (camelias, gardenias, orquídeas, azaleas) y algunas rosas rojas. Sus restos fueron inhumados en el Bois-de-Vaux Cementery, en Lausana, Suiza.

Los sombreros negros, las perlas y su boquilla se convirtieron en distintivos de su estilo personal.

Exodica

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.