EMPRENDEDORA DE ACERO? NO ALUMINIO!

EMPRENDEDORA DE ACERO? NO ALUMINIO!

Hace apenas dos años, la ingeniera química de la UBA de 34 años, se enfrentó a una encrucijada laboral: seguir como investigadora en CONEA o dar un salto y dedicarse de lleno a su nuevo emprendimiento que en ese momento era incipiente: importaba por Amazon y luego produjo localmente, un perfil estructural de aluminio que se usa en impresión 3D y lo revendía en el mercado local.

Ella hacía todo, empezó desde cero. Vendía, empaquetaba, despachaba. Antes de eso, había pasado un año sabático en el que viajó por Nueva Zelanda, Australia, Sudeste Asiático, Europa y EE.UU. Fue babysitter, camarera, recepcionista de un hostel. Al volver al país, tenía ganas de “hacer algo nuevo, buscar y aprender. Y hubo un momento en que hizo “un click y descubrió lo que para ella era una nueva modalidad de trabajo: el emprendedurismo.

El primer producto que vendió fue un perfil estructural que sirve para estructuras, racks, cartelerías, pero sobre todo para maquinarias de Cnc, Impresoras 3D, routers y fresadoras.

El mercado al que apuntaba era amplio para abarcar, porque si bien había proveedores locales, algunos de estos los importaban. El hecho de producirlo en el país le dio una ventaja competitiva crucial para su negocio y lo catapultó.
Sus perfiles se transformaron en materia prima para armar productos finales, por ejemplo luminarias: se vendió mucho durante la cuarentena y esos emprendedores ahora son micro empresas y continúan hoy en día en funcionamiento, siguen siendo sus clientes

Al inicio del camino, la CEO cuenta que le costó bastante la comunicación con los “jugadores de la industria de ese momento, que no solo estaba liderada por hombres, sino que además, el promedio de edad era mayor.
Confiaba mucho en este nuevo proyecto y estaba segura que iba a funcionar, entonces por ahí lo que surgía lo relativizaba y le daba para adelante, no lo veía como un problema

Hoy exporta a Chile, Uruguay, Paraguay. Pero quieren seguir creciendo en exportaciones.

Las expectativas son muchas y las ganas también le deseamos mucha suerte y que la abundancia aumente.

Por eso esta emprendedora no es solo una mujer de acero sino que también es de aluminio.

 

Exodica

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.